Seguramente la pregunta más común entre todo aquel que tenga interés en los roedores pero no conoce demasiado al respecto es la siguiente: ¿Cuál es la diferencia entre ratón y rata? ¿Cómo podemos distinguir a los roedores? Es importante definir esto porque, en primer lugar, la rata y el ratón no son de la misma especie. El ratón no se convierte en la rata, como muchos pueden pensar. La rata pertenece al género llamado Rattus, y el ratón pertenece al llamado Mus. Pincha en esos nombres para conocer todos los tipos de Rattus y todos los tipos de Mus que podemos conocer.

Ahora vamos a lo importante. ¿Cómo distingo una rata de un ratón? Aquí tres puntos clave para distinguir entre las dos especies.

Diferencias entre rata y ratón

Tamaño
Con un simple vistazo, podemos reconocer por el tamaño la diferencia principal entre ratas y ratones. El tamaño de los ratones es más claro, siendo que un ratón suele caber perfectamente en la palma de tu mano. En cambio el tamaño de las ratas es mucho más variable dependiendo de los tipos de ratas, pero por lo general, una rata no entraría en la palma de tu mano, y las hay que pueden llegar a ser 10 veces más grandes que un pequeño ratón. Hay ratas que en tamaño se pueden comparar con un perro pequeño.

Cola
Otro factor determinante es la cola, algo que en el caso de las ratas es un distintivo muy reconocible, pues no solo la rata tiene la cola más larga y acusada, sino que suelen ser proporcionales a su cuerpo, por lo que saben hacerse notar. El ratón suele tener una cola más discreta en ese aspecto, así que si tienes dudas con el tamaño, observa la cola. Dependiendo del tipo de rata o ratón pueden haber variables, pero la norma general es esa.

Cabeza
El resto de rasgos situados en la cabeza son lo que termina de definir las diferencias entre ratas y ratones. Si atendemos a un tema de proporcionalidad, es curioso pero los ratones en este caso serían los que tienen las orejas más grandes, tal y como dibujos animados como Mickey Mouse se encargan de hacernos notar. Las ratas, en proporción siempre, suelen tener las orejas más discretas. Pasa lo mismo con los ojos, que si atendemos a proporciones, se podría decir que las ratas tienen los ojos pequeños en comparación a los ratones. Y el elemento clave es el hocico, donde las ratas lo tendrán grande y alargado en comparación al pequeño hocico de los ratoncitos.

A partir de ahí, sería cuestión de conocer todos los tipos de ratas y tipos de ratones, para terminar de hacerse una idea general sobre los mismos, pero como principio base, esos son los puntos clave.

Para sintetizar, aquí un cuadro explicativo.

Diferencias entre ratón y rata

Destacar también el tipo de alimentación, donde en este artículo se habla más a fondo de ello si quieres tener algún roedor como mascota, pero que para abreviar, decir que los ratones son criaturas completamente herbívoras. En cambio las ratas no tienen ninguna clase de limitación a la hora de comer, son totalmente omnívoras y comen de todo.

Las diferencias entre ratones y ratas va más allá de lo palpable, pues se extiende incluso a nuestra percepción social. Las ratas están asociadas a las cloacas, a lo sucio, y eso incluso se extrapola a conceptos como los insultos. “Eres una rata de cloaca”, “eres una sucia rata” y demás. ¿Y qué implicación tienen los ratones? Muy distinta. Muchos personajes ficticios son queridos ratones, como el popular Ratoncito Pérez, además de, por supuesto, Mickey Mouse, el primero de una larga lista de personajes ficticios que puedes encontrar en este enlace. Esto es así porque se asocia ratón a algo simpático, bonito y juguetón, por lo general.

Sobre el tema de tener a cada uno como animal doméstico, puede parecer más popular tener un ratón que una rata, pero pese a la mala fama de la segunda, cada vez es más común la idea de rata como animal de compañía. Si estás interesado en tener a uno de estos dos roedores de compañía, aquí dejo los artículos que estás buscando.
El primero es solo en el caso que no te hayas decidido sobre qué especie, sea de rata o de ratón, es la que quieres adquirir.